Salsa de tomate

La salsa de tomate es una de las recetas base de muchos platos: pasta, arroz, verduras, guisos… ¿Sabíais que la mejor forma de aprovechar las propiedades del tomate es preparándolo en salsa? El licopeno es el responsable del característico color rojo del tomate y  de sus innumerables propiedades nutritivas. A diferencia de la mayoría de compuestos vegetales el licopeno se libera sobre todo al cocinarse, por ello que al preparar la salsa de tomate (y más aún si lo hacemos con Agua de Mar) se estén aprovechando al máximo sus propiedades nutritivas.

Albóndigas con sepia y guisantes

Ingredientes: 

100 gr de carne de cerdo picada
600 gr de sepia limpia
300 gr de carne de ternera picada
250 gr de tomates maduros
1 cebolla
1 diente de ajo
1 huevo
1 rebanada de pan
100 gr de guisantes
Harina
250 ml de vino tinto
200 ml de Mediterranea Agua de Mar
25 gr de piñones
Perejil
Leche
Pimienta

Elaboración: 

Para las albóndigas, mezclamos el cerdo y la ternera, el ajo, el perejil picado, una rebanada de pan mojado en leche y la pimienta. Amasamos bien con las manos hasta conseguir una masa uniforme. Redondeamos las albóndigas con la ayuda de una cuchara sopera. Las enharinamos y las doramos ligeramente en una sartén. Las reservamos en la cazuela  donde luego haremos el guiso.

Cortamos la sepia y la hervimos durante 15 minutos en el vino tinto.

Cortamos la cebolla y el ajo en juliana y sofreímos. Cuando empiece a dorar, añadimos la harina. Tras dejar que se cocine un instante, y sin dejar que se queme, añadimos la sepia y el caldo de vino, y la medida de Mediterranea Agua de Mar.