Pipas de girasol y el deporte, una combinación inmejorable

pipas girasol

Las pipas girasol son un alimento que la mayoría de los españoles consumimos, ya sea: viendo una película, en algún evento deportivo, con los amigos… Sobre todo en la adolescencia, ¿quién no ha quedado con sus amigos en el banco del parque para pasar la tarde comiendo pipas? Se podría decir que estas son adictivas, ya que empiezas a comerlas y hasta que no terminamos con la bolsa no ponemos fin.

Tenemos una imagen equivocada de este producto, ya que siempre se ha dicho que las pipas son indigestas y que engordan, pero eso es falso. Es un fruto seco lleno de nutrientes saludables, vitaminas, hidratos… entre otros, es un producto muy completo.

Beneficios y propiedades

Muchos de los alimentos que tomamos a diario, no nos hacemos una idea de los beneficios o los nutrientes que tienen o si, son buenos o malos para nuestra salud.

En el caso de las pipas de girasol, es un alimento que consumimos en tiempo de ocio o incluso las podemos incluir en ensaladas o con yogurt. No solo eso, sino que existen múltiples formas de tomar las pipas.

Es un producto fácil de encontrar en cualquier supermercado, ya sean naturales, tostadas, con sal, o con algunos sabores más peculiares.

Es un producto que puede mejorar nuestro estado de ánimo gracias a que es rico en serotonina, que está asociada a mejorar los síntomas de depresión y obsesión, provocando así, una actitud más positiva.

Del mismo modo la serotonina tiene un factor esencial en nuestro cuerpo, ya que nos ayuda a conciliar el sueño, eliminando el estrés que solemos tener del trabajo y en nuestro día a día.

En nuestra salud, la hidratación es esencial tanto para nuestro cuerpo como para nuestra piel, por ello las pipas tienen un papel esencial, ya que evita que se seque gracias a una barrera protectora que forma sobre la piel por las vitaminas E que nos ofrece, evitando que la humedad de nuestro cuerpo se pierda o que el sol nos penetre en la piel.

Las pipas de girasol también son fundamentales para evitar enfermedades gracias a los nutrientes y la gran fuente de grasas saludable que nos aporta, junto a fitoesteroles beneficiosos. Todo esto es esencial para tener un corazón sano y evitar así las enfermedades de corazón, equilibrando los niveles de azúcar en la sangre y disminuyendo el colesterol malo.

El calcio es una de las propiedades que debemos destacar de las pipas, esto afecta directamente a nuestra salud ósea, protegiendo nuestros huesos y evitando enfermedades como por ejemplo osteoporosis, las pipas tienen la misma cantidad de calcio que la leche.

Las pipas de girasol y el deporte son compatibles

Es cierto que lo primero que pensamos cuando vamos a ver un deporte es ¿qué snack nos llevamos para pasar el rato? Las pipas de girasol son las más consumidas en esta clase de eventos, pero no solo debemos relacionarlas con ver deporte, sino con los deportistas.

Tienen una relación directa las vitaminas y nutrientes que nos aporta al cuerpo con la práctica de deporte. Nos recarga de energía cuando nuestro cuerpo ya está bajo mínimos, no solo en relación con los deportistas sino también con nuestro día a día.

Aumentar nuestra energía con las pipas de girasol es muy sencillo ya que, contienen minerales esenciales, para proporcionar lo necesario a nuestros músculos y sistema nervio relajarlos con el magnesio.

Pero si lo que te importa es el rendimiento a la hora de hacer deporte o incluso evitar tener lesiones, el potasio se encarga de protegernos. Como con el selenio, que frena el estrés oxidativo, esto quiere decir que contribuye al mantenimiento de las articulaciones y las mantiene en buen estado.

Cómo tomamos las pipas

Para que las pipas sean realmente saludables, debemos consumirlas sin sal agregada. La diferencia suele ser bastante notable, debido a la cantidad de sodio (600 mg de sodio por cada 100 gr) aumentando la ingesta de estas.

Para poder beneficiarnos realmente de todos sus beneficios y nutrientes debemos consumirlas tostadas sin sal y aparte de esto, debemos tener cuidado con las cantidades.

No podemos excedernos con el consumo de las semillas de girasol, al igual que de otros alimentos, es cierto que la comida en exceso al final nos afecta de forma negativa a nuestro organismo.

Es falso que si tomamos más cantidad de pipas de girasol podremos conseguir más nutrientes, más energía… Esto nos produce todo lo contrario.

Por ello si abusamos de ellas puede provocarnos lipoproteínas, causando así que nuestro colesterol sea muy elevado, así que, la recomendación diaria de estas seria alrededor de unos 30 gramos. Controlando así los niveles de grasas y calorías que proporcionamos a nuestro cuerpo.

El consumo de pipas de girasol, no es simplemente un snack, sino que es un alimento muy completo para nuestros plato o incluso para recargarnos de energía tras hacer deporte. No lo dudes y ten a mano una bolsa de pipas y date un capricho, el lugar y el momento depende de cada uno.