Proporciones del agua dulce y el agua de mar en la cocina

Es un secreto a voces que cada día más y más gente se beneficia de los múltiples beneficios que el agua de mar aporta a nuestro organismo. A lo largo de este artículo podrás descubrir las diferentes bondades que aporta el agua de mar al organismo, así como la mejor forma de utilizarla en tu cocina.

Si aún no te hemos seducido lo suficiente para experimentar en la cocina, te adelantamos además algo que seguramente aún no sabias, a través del agua de mar podrás experimentar el sabor natural de los alimentos que cocines, ya que estos, no se verán manipulados por la sal que añadamos.

Dicho esto, vamos al lio.

¿Por qué usar agua de mar en la cocina?

Por todos es bien conocido que la sal es un potenciador de sabor, lo que puede suponer una ventaja y una desventaja al mismo tiempo. Me explico, al potenciar el sabor de un determinado alimento, estás manipulando su verdadero sabor.

Existen diversas formas de potenciar el sabor original que tiene un alimento a la hora de cocerlo o prepararlo. La manera más sana y natural que podrás encontrar es empleando agua de mar, que no agua salada.

Hoy vamos a resolver las dudas sobre las cantidades de los dos tipos de agua a utilizar, pero también a realzar lo interesante de usar el agua de mar en tus platos y otras formas auténticas de dar sabor a la comida, siempre respetando los estándares de calidad y cuidando lo más importante: la salud.

Beneficios de emplear el agua de mar en la cocina

El agua de mar contiene la gama completa de minerales y oligoelementos que, en última instancia, se encargan de que nuestro cuerpo pueda absorber adecuadamente las vitaminas. Sin embargo, es conveniente que seamos cautelosos y tengamos claro que debemos evitar su consumo directo del mar.

No sólo porque es importante asegurarse de que no existen contaminantes microbiológicos o químicos, sino que además hay que cerciorarse de que los niveles de boro no son nocivos para la salud, siguiendo con todos los criterios sanitarios vigentes.

Proporción de Boro en el Agua de mar

De acuerdo a la normativa que especifica la Agencia Española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición, la concentración de Boro de un producto debe de ser inferior a 1mg/l. El Agua de Mar en su estado natural, posee una concentración de 4-5 mg/l.

agua de mar cocina

Por este motivo, no es saludable ingerir Agua de Mar sin haber sido tratada previamente. El proceso que reduce la proporción del Boro en el agua de mar, se produce mediante un proceso mecánico, sin el empleo de productos químicos, lo que posibilita que el resto de elementos presentes en el agua de mar se mantengan intactos tanto en forma como en cantidad.

El verdadero sabor de las cosas

Una práctica habitual que conviene desterrar es la de cocinar con agua dulce y añadirle sal, ya que enmascara el verdadero sabor de los alimentos.

Además, como explica nuestro chef mediterráneo, Vicente Senabre, y alma mater del blog Al agua platos, debemos educar a nuestro paladar con el sabor de los alimentos, y la sal y el azúcar son dos pequeños “engaños” que a menudo utilizamos en cantidades que exceden los límites aconsejados. Es por ello que, en lo que se refiere a la cocina, la opción más aconsejable, si buscamos sabor, es la de usar el agua de mar, completándola con las especias.

¿Cuánta agua de mar tengo que usar?

Los seres humanos tenemos una concentración de sales en su organismo de 9 gramos por litro, el agua de mar, en cambio, posee una concentración de 36 gramos.

Es por esto que, si bebiésemos agua de mar directamente sin haber sido rebajada la proporción en lugar de hidratarnos, produciría el efecto contrario. Los diferentes tejidos del cuerpo liberarían agua produciendo una deshidratación o diarreas.

Sabiendo las proporciones de nuestro organismo y las de la sustancia en cuestión, el agua de mar, basta con realizar una disolución con las proporciones 3:1, es decir, tres partes de agua dulce por cada parte de agua salada.

Estas proporciones cambian en función del plato que vayamos a preparar. Por ejemplo, si lo que quieres cocinar es pescado, arroz y pasta, vegetales o legumbres, 2 vasos de agua dulce y 1 de agua salada sería la opción más idónea.

Finalmente, si lo que te apetece es preparar alguna bebida es importante que la proporción sea 3/1, siendo los 3 primeros vasos de agua dulce y uno de ellos de agua salada.

De esta forma cubrimos todos los tipos de alimentos. Así, si por ejemplo buscas cocer unas verduras, usa 3 vasos de agua de mar por cada vaso de agua dulce.

agua de mar en la cocina

Potenciar el sabor de los alimentos cuidando la salud, la clave

Con este repaso esperamos haber disipado adecuadamente todas las dudas que hayas podido tener en alguna ocasión acerca de las proporciones de agua de mar y agua dulce que conviene usar en cocina, o que te haya servido como iniciación al uso de agua de mar a la hora de crear tus platos favoritos.

Como hemos explicado, emplear una mayor cantidad de sal pensando en que dará mayor sabor a nuestras comidas es una falsa creencia, un mito.

Si necesitas potenciar el sabor de tu plato puedes recurrir al uso de alguna de las muchas especias que tienes a tu disposición y que siempre es aconsejable tener a mano en tu cocina. ¿Necesitas algunas ideas? Vicente Senabre te recomienda empezar por el romero, tomillo, orégano, jengibre, comino, pimentón, cúrcuma, laurel, canela, chile, cilantro y clavo. Por supuesto, prueba todas las combinaciones posibles y descubre los matices y sabores que pueden aportar a los diferentes alimentos.

Aplicando las pautas indicadas en la elaboración de tus platos, éstos tendrán todo el sabor y te aportarán todos los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita para afrontar el día a día en un estado óptimo. Deja de enmascarar los platos, piensa en tu salud y descubre el verdadero sabor de las cosas. Con Mediterranea Agua de Mar, claro.